Aquí y ahora

mindfulness

Seguro que a todo el que está viendo esta foto le resulta familiar la situación. Me he encontrado muchas veces mirando a mis amigos en una reunión mientras ellos miran sus móviles y también me he encontrado muchas veces del otro lado, siendo observada por alguien que quiere conversar conmigo mientras yo no despego mi dedo del teléfono.

El concepto de Mindfulness, o plena conciencia justamente trata de evitar esos comportamientos. Se trata de un concepto derivado de la meditación budista que luego el Dr. Kabat Zinn difundiera en Occidente para tratar patologías como el estrés o el dolor crónico.

El concepto de Mindfulness implica conectar el cuerpo la mente y el espíritu de forma de lograr una presencia plena en el ahora. El pasado ya no lo podemos recuperar y el futuro es una expresión del presente en otro momento, por tanto la única realidad que podemos vivir plenamente es el aquí y ahora, el momento presente. En otras palabras es conectarnos plenamente con nuestra realidad tal como es, lo que implica aceptarla tal cuál es.

Este concepto es interesante también como parte de la comunicación no violenta que en un blog mencioné. Es la capacidad de prestar total atención a la persona que tenemos enfrente sin pensar qué le voy a responder cuando deje de hablar? lo que a menudo sucede en discusiones. Ahí se trabaja mucho la aceptación, el recibir lo que la persona nos está comunicando.

Algo de eso practicamos hace un mes en el curso de Jorge Guardiola, en particular, practicamos una técnica denominada escucha activa donde dos personas se juntan y tienen aproximadamente 5 minutos para hablar y ser escuchado y no hay replicas, ni se trata de un diálogo ni una discusión. El rol de quién escucha es tener las orejas y el corazón abierto para recibir lo que el otro nos cuenta, es estar totalmente presente en ese momento, sin distracciones (qué está diciendo?! o yo haría en su lugar otra cosa! ) sino solo escuchar.

images (1)

Al final los 5 minutos que cada uno tenía para hablar pusimos en común entre todos lo que nos había parecido, cómo nos habíamos sentido. La mayoría que por primera vez lo practicaba decía que era muy difícil al escuchar no poder interrumpir a la persona para decirle su opinión sobre lo que estaban diciendo. Para otros era muy difícil no pensar en lo que ellos harían en lugar del otro.

Como todo es una técnica que a medida que se la práctica se la va entendiendo más y mejorando en su aplicación. A mi personalmente me ha ayudado mucho a “callar” algunas voces en mi cabeza, especialmente a la hora de escuchar a alguien con el cuál ya sé que mantengo diferencias. Creo que escuchar y aceptar de manera compasiva es parte central de nuestra práctica como trabajadores de paz.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s