Emociones y naturaleza

descarga

El primer seminario de enero fue sobre textos para la educación emocional. En ese seminario exploramos a través de dibujos las emociones que nos disparaban algunos textos que Marisol Brenchat nos dio. Emociones y academia son algo muy disociado, de alguna forma nos han educado para ser racionales, neutrales, objetivos. Las emociones en ese paradigma  moderno son para la vida privada.

kantPero esto no siempre, tal vez es con Kant que las emociones y lo espiritual quedan afuera del conocimiento válido, moderno. En su obra Crítica de la razón pura, Kant problematizó y distinguió lo que puede ser llamado ciencia de lo que no. En esa distinción, Kant deja afuera de la ciencia a la teología, la ética y la metafísica.

Desde entonces sensaciones, emociones, intenciones, espíritu, alma, conciencia, moralidades quedan entonces relegadas al mundo subjetivo. Lo relevante para la modernidad es todo aquello que es materia,  que pueda ser medible, cuantificable, objetivo de acuerdo al método científico y posible de ser estudiado con “neutralidad científica”.  Si bien Kant sigue indagando en estos saberes la ciencia tomará a rajatabla esta distinción en el transcurso de la modernidad para devaluarlos a conocimientos vernáculos finalmente.

Así como la relación entre humanos y emociones ha cambiado completamente a lo largo de la historia y en especial desde la modernidad. la relación con la naturaleza también se ha transformado radicalmente. En las culturas de los pueblos originarios en muchas partes del globo la relación con la naturaleza es muy diferente a la dominación que los humanos ejercen sobre ella en sociedades capitalistas.

En las culturas andinas, por ejemplo, existe el concepto de Sumak Kawasay o Buen Vivir. En esta concepción ancestral el ser humano es una parte más que integra el entorno, la naturaleza, la pacha mama. Como parte de ese entorno la relación con la naturaleza es de armonía, de reciprocidad, de cooperación y así es la relación de los seres humanos entre sí.

descarga (1)

En la filosofía del Sumak Kawasay no hay espacio para la competitividad entre los seres humanos sino que priman la complementariedad y la vida en comunidad. Uno es porque es parte de la comunidad, porque es parte de su entorno y por lo tanto ese entorno no es dominado y devastado sino que es respetado y cuidado para mantener el equilibrio y la armonía.

Como futuros trabajadores por la paz, debemos abrazar estos dos postulados. Somos mente, razón pero también sentimientos y emociones. Negarlas, suprimirlas no hace otra cosa que generar violencia internamente. Si somos más conscientes, si estamos más en contacto con nuestras emociones podremos también entender mejor el mundo que nos rodea, las personas que nos rodean y desarrollar más la comprensión y la compasión al otro.

Lo mismo pasa con la naturaleza, solo si revertimos nuestra relación depredadora y asimétrica con ella, solo si logramos reconectarnos como parte de un mismo sistema, de un eco sistema, entonces podremos vivir también en armonía.

Para los que quieren conocer mas sobre el buen vivir de los pueblos andinos aquí les dejo un pequeño video:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s